¿Como quitar el mal de ojo?

¿Como quitar el mal de ojo?

¿Como quitar el mal de ojo?

Cansancio, falta de apetito y ánimo bajo. Son síntomas que, en condiciones normales, podrían achacarse a multitud de estados emocionales. Sin embargo, cuando sabemos que hay personas a nuestro alrededor que nos tienen envidia, lo más probable es que se deban al mal de ojo. Aquí vamos a explicarte cómo eliminarlo con un sencillo ritual.

¿Qué es exactamente el mal de ojo?

Se trata de la capacidad que tenemos los seres humanos de infligir daño a otra mediante el simple lanzamiento de una mirada con intención de hacerle el mal. De hecho, sus efectos afectan gravemente al estado mental y físico del que la sufre, siendo sus principales síntomas los descritos al principio de este artículo.

Pero, además, muchas personas bajo el influjo del mal de ojo llegan a sentir fuertes mareos, insomnio y náuseas. O incluso caen enfermos sin aparente razón alguna. Y es que el poder de mirar con maldad y odio a otro sujeto es increíble. En cualquier caso, estos síntomas no deben confundirse con los que puede ocasionar un sujeto con capacidades esotéricas.

¿Cómo puedo saber si me han echado mal de ojo?

Antes de entrar de lleno en cómo eliminar este problema fruto de la envidia de personas malintencionadas que nos rodean, queremos explicarte cómo saber si estás bajo su influjo o no. Es algo más sencillo de lo que crees. Para ello, vas a necesitar:

  • Un vaso de agua.
  • Un vaso de aceite.
  • Un mechón de tu pelo.

Cuando lo tengas todo, empapa el mechón de pelo en aceite. A continuación, deja que unas cuantas gotas de ese aceite caigan dentro del vaso de agua. Te recomendamos hacer esto, al menos, en tres ocasiones para que haya una cantidad suficiente.

Ahora tienes que poner el vaso de agua sobre una llama. Puede ser el de la hornilla de tu cocina o, incluso, sobre la de un simple mechero. En caso de que las gotas de aceite de la superficie se desperdiguen y vayan hacia los laterales del vaso, significará que sufres este problema. Si se quedan juntas y en el centro, no tienes nada de lo que preocuparte. Bueno sí, de buscar otra explicación a los síntomas que padeces.

Ritual para quitar el mal de ojo

Por suerte, limpiar el mal de ojo de tu cuerpo y acabar para siempre con los efectos que está ocasionando sobre tu salud es también más sencillo de lo que piensas. Además, aunque no sea así, no está de más que conozcas este ritual. Al fin y al cabo, todos estamos expuestos a sufrir las consecuencias negativas de la mirada de odio y envidia de alguien cercano.

Evidentemente, este ritual para sacar el mal de ojo se puede realizar sin necesitar nada complicado. De hecho, al igual que te comentamos anteriormente respecto a saber si eres víctima de él o no, prácticamente solo vas a necesitar un poco de agua y de aceite. Pero, además, también vas a precisar un plato y unas tijeras. Valen cualquiera que tengas en casa, aunque el remedio será más efectivo si las has utilizado en alguna ocasión para cortarte el pelo.

En primer lugar, pon las tijeras sobre el plato y vierte sobre ellas un vaso de agua. A continuación, pon unas gotas de aceite encima. En esta ocasión, no hace falta que utilices un mechón de tu pelo para ello.

Cuando lo hayas hecho, sitúate frente al plato y repite esta oración: “Protégeme Señor y haz que no me afecte lo que me enviado mi rival para poder así recuperar mi salud, mi energía y mi suerte. TE pido en vida que me protejas del mal de ojo para que así pueda seguir ejerciendo tu voluntad. Amén”.

En condiciones normales, esto será más que suficiente para eliminar cualquier rastro del influjo de una mirada de odio arrojada hacia nosotros por una persona que nos tenga envidia. De hecho, no tardarás en notar los efectos. En solo unos minutos empezarás a encontrarte mejor y podrás volver a llevar una vida perfectamente normal.

La prevención, igual de importante que la curación

Como antes dijimos, nadie está exento de sufrir el poder negativo de una mala mirada. Sin embargo, estas no siempre consiguen penetrar en nosotros y conseguir su propósito. Esto se debe, fundamentalmente, a que el sujeto que la recibe está preparado para hacerle frente y su cuerpo evita que penetre en él.

Pero, ¿cómo lograrlo? Sin duda, la mejor manera de prevenir el mal de ojo es mediante el cultivo del espíritu con energía positiva. De este modo, conseguirás canalizarla y protegerte de los influjos negativos. La mejor manera es a través de la meditación, del yoga y de la aplicación de técnicas de Reiki. Ninguna otra disciplina es tan efectiva como estas tres en este sentido.

En definitiva, el mal de ojo puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza en tu día a día. De hecho, te impedirá seguir una vida normal y te causará un gran malestar físico y mental. Pero, con este ritual de sanación y estos consejos de prevención, podrás olvidarte de sus efectos para siempre.

Pablo A.