¿Cómo hacer un traje de ninja casero?

¿Cómo hacer un traje de ninja casero?

¿Cómo hacer un traje de ninja casero?

Halloween está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, esa no es la única ocasión a lo largo del año que tienes para disfrazarte. El problema es encontrar el más adecuado para ti sin necesidad de gastar mucho dinero. Por ello, aquí vamos a enseñarte cómo hacer un sencillo traje de ninja casero mucho más sofisticado de lo que pueda parecer a simple vista.

Un poco de historia acerca de los ninjas

Consideramos que, antes de enfundarte tu flamante disfraz de ninja casero, es necesario que conozcas un poco acerca de la historia de estos célebres guerreros propios de la cultura oriental y que tanta fama han conseguido en occidente gracias al cine y a los cómics.

En concreto, los primeros ninjas surgieron en el siglo XII de nuestra era. Sin embargo, su época dorada llegó entre los siglos XV y XVII. Sobre todo, se podían encontrar en China y, principalmente, en Japón.

Los ninjas no eran unos soldados convencionales. El clan de los ‘shinobi’, que a la postre han sido los más conocidos y que poseían la estética que hoy conocemos, eran mercenarios y agentes secretos que se encargaban de realizar con el mayor sigilo las misiones más peligrosas.

¡Ojo! Un ninja no es un samurái. De hecho, según la tradición guerrera japonesa, los ninjas estaban un escalafón por debajo de los samuráis. Además, no utilizaban katanas ni otros tipos de espadas como si hacían ellos ya que no estaban preparados para ello. Ese es el motivo por el que se especializaron en el uso de los ‘nunchakus’, un arma muy poderosa pero difícil de manejar.

Además, los ninjas no iban a la guerra. Como decíamos, su función no era la de entrar en combate, sino la de cumplir misiones en las que primase el sigilo y la paciencia.

Sin embargo, la cultura pop de la segunda mitad del siglo XX ha cambiado bastante la imagen original de los ninjas. De hecho, los expertos consideran que la imagen que tenemos de ellos corresponden más bien a las representaciones de teatro ‘kabuki’ realizadas en Japón durante los últimos siglos.

Por ejemplo, aunque para nosotros los ninjas siempre vistiesen de negro, lo cierto es que empleaban una indumentaria u otra según el entorno ya que estaban obligados a confundirse con él para conseguir sus objetivos. Además, esta no era una profesión exclusiva de los hombres, como se nos ha hecho creer. El número de mujeres ninjas era muy elevado en las épocas de máximo esplendor. Recibían el nombre de ‘kunoichi’.

Por su parte, los ninjas tienen su propio arte marcial, el cual todavía se puede aprender en centros especializados aunque no tenga una utilidad real. Se llama ‘ninjutsu’ y es una de las más completas que existen. Por ejemplo, en ella se prepara al aprendiz a realizar operaciones estratégicas, a lanzar cuchillas, a manjerar los ‘nunchakus’ y a combatir sin armas.

Las prendas que vas a necesitar para tu disfraz de ninja

Como decíamos antes, la clave de este disfraz de ninja es que te resultará muy económico. De hecho, con un poco de suerte, hasta podrás realizarlo con prendas que ya tengas almacenadas en tu armario. En concreto, vas a necesitar:

  • Un pantalón de color negro ceñido. Unos ‘leggins’ o mallas pueden venirte fenomenal.
  • Una camiseta o jersey de cuello alto también en negro. La clave es que puedas estirar el cuello lo suficiente como para que quede sobre tu nariz. En caso de no encontrar ninguno adecuado, también puedes usar una braga.
  • Una camiseta de manga corta negra para la capucha.
  • Guantes de cuero negro.

¿Cómo hacer la capucha de tu disfraz de ninja?

Cuando lo tengas todo en tu poder, vístete. Lo único realmente complejo es la capucha. La tienes que hacer así.

  • Dale la vuelta a la camiseta de modo que la parte interior quede hacia afuera.
  • Métete en la camiseta desde la cabeza hasta llegar a la abertura del cuello. No introduzcas la cabeza por él.
  • Cuando veas el agujero, sujeta las mangas y anúdalas en la zona de la nuca de modo que, a través del orificio del cuello, solo queden a la vista tus ojos, tu nariz y tu boca.
  • A continuación, eleva el cuello del jersey para tapar tu boca y tu nariz. Como te comentamos, también puede servirte una braga.
  • ¡Listo! Ya tienes hecha la capucha de tu disfraz casero de ninja.

Ahora ya solo te queda elegir los accesorios. Puedes prescindir de ellos, pero si encuentras unos ‘nunchakus’ en una tienda puede que el tuyo sea el mejor disfraz de la fiesta.

En definitiva, disfrutar en una fiesta de disfraces o durante el próximo Halloween de un auténtico traje de ninja es muy fácil. Solo tienes que seguir las instrucciones que aquí te hemos dado y dedicarle unos pocos minutos a prepararlo.

Pablo A.